Skip to content

Consulado Honorario de Ucrania en Misiones

Inicio
COMUNICADO DE LA EMBAJADA DE UCRANIA Imprimir
Durante los últimos días, ya después de la aprobación por parte del parlamento ruso de la anexión de-facto de la República Autónoma de Crimea y su incorporación en la Federación de Rusia, que no están reconocidos por la comunidad internacional, las tropas invasoras rusas en la península continuaron la toma de unidades militares y barcos de guerra ucranianos. En este proceso se utiliza la táctica anunciada anteriormente por el presidente ruso Vladimir Putin – los militares rusos pérfidamente colocan por delante de los soldados un “colchón humano” formado por hombres civiles, y sobre todo mujeres y niños de la población local pro-rusa. Es natural que los militares ucranianos no puedan disparar contra la populación civil y aprovechando esta ventaja los rusos toman por asalto cuarteles y otras instalaciones. Para asaltar los buques de guerra ucranianos los ocupantes rusos como unos verdaderos piratas del siglo XXI muchas veces utilizan tropas especiales entrenadas para combates de asalto, helicópteros militares y otro material bélico moderno.
Además, se ha expandido la práctica de toma de rehenes – en muchos casos los oficiales y comandantes de unidades militares ucranianas que no obedecen a las órdenes criminosas de los ocupantes y no quieren traicionar a su bandera son detenidos por fuerza y llevados a lugares desconocidos. Todo esto pone en evidencia verdaderos planes de las autoridades de Rusia que supuestamente invadieron y anexaron Crimea, violando todas las normas del derecho internacional, para “proteger y defender” a sus compatriotas y a todos los rusófonos “amenazados”. Se multiplican los relatos de activistas ucranianos que han sido liberados de las prisiones y centros de detención en la península, sobre torturas inhumanas, intimidaciones y humillaciones a los que habían sido sometidos por los “libertadores de Crimea”.
Tomando en cuenta la agravación de la situación político-militar en Crimea, el Consejo de la Seguridad y Defensa Nacional de Ucrania tomó la decisión de re-dislocar las tropas de Crimea y evacuar las familias de los militares en los casos cuando hay peligro real a la vida de personas. El Gabinete de Ministros de Ucrania ya anunció que todas las personas que hayan tenido que dejar sus casas bajo la presión de los ocupantes serán alojados en otras regiones de Ucrania, teniendo derecho a la escuela para los niños y a todas las regalías sociales de que gozaban en Crimea.
Varios analistas internacionales destacan que uno de los verdaderos objetivos de la intervención rusa en Crimea habrá sido relacionado con la intención de facilitar la construcción del gasoducto “South Stream” que debería transportar el gas ruso a través del Mar Negro a varios países del Sur de Europa. Como se sabe, este proyecto ambicioso el año pasado fue parado por la Comisión Europea para su revisión. Ahora parece que con la anexión forzada de Crimea la tarea de Rusia se ve facilitada, ya que en vez de gastar somas enormes para la construcción de un gasoducto por el fondo del mar con las profundidades de agua de hasta 2 mil metros, se podría construir uno más barato utilizando el trayecto combinado: el mar – la tierra (Crimea) – y nuevamente el mar hasta el puerto búlgaro de Varna.

Los líderes de los países del G-7 (EEUU, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Japón y Canadá) que llegaron a los Países Bajos para participar en la Cumbre de seguridad nuclear, han celebrado el 24 de marzo una reunión especial dedicada a la situación en Ucrania. Según el Primer Ministro británico David Cameron, fueron discutidos los asuntos relacionados con aplicación de nuevas sanciones económicas contra Moscú y la expulsión de Rusia del G-8 debido a su intervención militar en Ucrania. La Chanceler alemana Angela Merkel que apoyó fuertemente la aplicación de sanciones a pesar de las consecuencias que eso puede tener para las relaciones internacionales, declaró en La Haya que actualmente no están reunidas las condiciones necesarias ni para la cumbre del G-8 ni para este formato como tal.
El Presidente norteamericano Barak Obama declaró en Ámsterdam que los EEUU y la UE comparten el mismo enfoque sobre el apoyo al pueblo ucraniano y coinciden el la opinión de que hay que poner un precio a las acciones expansionistas de Rusia que han llegado tan lejos. Al mismo tiempo, según fuentes de inteligencia militar, en las fronteras orientales de Ucrania están concentrados más de 100 mil de tropas rusas en estado de alerta máximo y dispuestos a atacar unas partes de Ucrania continental.
Mientras tanto, en Ucrania están esperando la llegada de la misión de observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa que en una primera etapa será compuesta por 100 personas y más tarde este número será elevado a 500. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania hizo público un comunicado donde desmintió la información de la cancillería rusa que el mandato de la misión de observación de la OSCE no abarcará a Crimea. Según el comunicado, el mandato de la misión comprende todo el territorio de Ucrania, incluida la República Autónoma de Crimea como una parte integrante del Estado Ucraniano. “Este hecho indiscutible está reconocido por todos los países de la OSCE, con excepción a Rusia, la cual nuevamente se ha visto aislada en la mayor organización de seguridad” – dice el comunicado de la Cancillería ucraniana. El Ministro de Justicia de Ucrania informó que el Estado Ucraniano planea presentar demandas en tribunales internacionales por las pérdidas relacionadas con la nacionalización de empresas y bienes públicas que está siendo realizado el autoproclamado “gobierno” de Crimea bajo la tutela de sus dueños de Moscú. Según declaró recientemente el Primer Ministro de Ucrania Arsenii Yatsenyuk, los daños financieros a Ucrania por la pérdida de sus bienes en Crimea pueden totalizar decenas de miles de millones de dólares.

24 de marzo de 2014

Embajada de Ucrania en la República Argentina