Skip to content

Consulado Honorario de Ucrania en Misiones

Inicio
Sobre la violación por parte de Rusia de los derechos humanos en la República Autónoma de Crimea Imprimir

La ocupación temporal de la República Autónoma de Crimea por la Federación de Rusia ha llegado a causar violaciones masivas y sistemáticas de los derechos humanos en la península de Crimea. Actualmente existe una peligrosa tendencia al aumento continuo en el número de los casos registrados de violaciones en la esfera de los derechos humanos.

 

Las razones clave del deterioro significativo en la esfera de los derechos humanos en Crimea son:

– la extensión al territorio de la península de Crimea de la legislación de la Federación de Rusia que contradice a los principios fundamentales de la sociedad democrática, limita los derechos civiles y los principios del funcionamiento de la sociedad civil;

– la realización, por parte de Rusia, de la política en las áreas informativa y étnica que contiene claros signos de intolerancia y discriminación por motivos de nacionalidad, identidad religiosa; promueve la xenofobia, el antisemitismo, el racismo, el neonazismo y el extremismo;

la complacencia, según los principios de "consentimiento implícito" e "impunidad" por parte de las autoridades de ocupación rusas, con las acciones criminales cometidas por las fuerzas pro-rusas en Crimea.

Los informes de las misiones de la ONU y de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la OSCE no sólo confirman el empeoramiento de la situación de los derechos humanos en Crimea sino confirman que los grupos más "vulnerables" por la política de Rusia son los tártaros de Crimea y los ucranianos.

En particular, Moscú asestó uno de sus golpes más fuertes contra los líderes y activistas del órgano representativo de los tártaros de Crimea – el Medzhlís (Congreso) del Pueblo Tártaro de Crimea. El 20 de abril de 2014 las autoridades rusas prohibieron entrar a Crimea a Mustafá Dzhemílev, líder espiritual del pueblo tártaro, y el 3 de julio de 2014 – al presidente del Medzhlís Refat Chubárov.

El 18 de mayo de 2014 a los tártaros de Crimea se les negó la conmemoración anual de las víctimas de la deportación de 1944. El 26 de junio de 2014 las autoridades rusas les privaron de la posibilidad de celebrar el Día de la bandera de los tártaros de Crimea en el centro de Simferopol.

Habiendo ocupado Crimea, Rusia está realizando violaciones sistemáticas y masivas de los derechos humanos, especialmente por motivos étnicos y religiosos. La violación de los derechos civiles, los asesinatos, la violencia física, la intimidación y el secuestro de los ciudadanos que piensan de modo diferente se están convirtiendo en una práctica común en las acciones criminales del régimen de ocupación de la península.

Las autoproclamados autoridades y los funcionarios de Crimea que violan la ley ucraniana, serán responsables de conformidad con el procedimiento establecido por la legislación de Ucrania.

Llevando en consideración los hechos arriba referidos, el Gobierno Ucraniano se dirigió a la comunidad internacional solicitando que se expresara pública y oficialmente:

      la condenación de la actuación ilegítima de las autoridades de ocupación rusas en Crimea,

      la condenación de las violaciones sistemáticas contra los tártaros de Crimea,

       la condenación de la violación de los derechos humanos y las libertades de activistas cívicos,

exigiendo al mismo tiempo:

      la admisión en el territorio de Crimea de los líderes tártaros de Crimea;

      la investigación objetiva de todos los casos de violaciones de derechos humanos y delitos cometidos por motivos de nacionalidad, así como la liberación inmediata de los ciudadanos de Ucrania, capturados ilegalmente;

      la autorización de acceso al territorio de Crimea de la misión de organizaciones internacionales para supervisar la situación en el área de los derechos humanos.

 

 

14 de julio de 2014                  Embajada de Ucrania en la República Argentina