Skip to content

Consulado Honorario de Ucrania en Misiones

Inicio
COMUNICADO DE LA EMBAJADA DE UCRANIA Imprimir
En su discurso del pasado día 18 de julio el Presidente de Ucrania Petro Poroshenko dijo que después del derribo del avión MH17 de Malaysian Airlines por los terroristas armados y equipados por el Gobierno de Moscú “la guerra ha traspasado las fronteras de Ucrania y sus consecuencias han llegado a todos los rincones del mundo”. La tragedia que tuvo lugar en el cielo de Ucrania, según el Presidente Ucraniano, “no deja de impresionar profundamente hasta ante el habitual fondo de tristes e impactantes sucesos provocados por las acciones de los agresores y terroristas en el Donbás”, lo que demuestra una vez más que las acciones de Kremlin son una clara amenaza a la paz y seguridad europea e internacional.

En su discurso del pasado día 18 de julio el Presidente de Ucrania Petro Poroshenko dijo que después del derribo del avión MH17 de Malaysian Airlines por los terroristas armados y equipados por el Gobierno de Moscú “la guerra ha traspasado las fronteras de Ucrania y sus consecuencias han llegado a todos los rincones del mundo”. La tragedia que tuvo lugar en el cielo de Ucrania, según el Presidente Ucraniano, “no deja de impresionar profundamente hasta ante el habitual fondo de tristes e impactantes sucesos provocados por las acciones de los agresores y terroristas en el Donbás”, lo que demuestra una vez más que las acciones de Kremlin son una clara amenaza a la paz y seguridad europea e internacional.

En la entrevista a la cadena norteamericana CNN Poroshenko dijo que de hecho no existen muchas diferencias entre el ataque terrorista del 11 de septiembre en los EEUU y el actual derribo del avión comercial de pasajeros por los terroristas prorrusos. El Presidente también declaró que Ucrania está muy interesada en que la investigación de la catástrofe del Boeing malasio sea objetiva e imparcial, por lo cual la misma será realizada por una comisión internacional encabezada por los Países Bajos, pues de las 298 víctimas del accidente aéreo 193 eran ciudadanos holandeses. Los cuerpos de las víctimas serán trasladados a Holanda donde los médicos forenses se encargarán de su identificación.

A pesar de que las “cajas negras” del avión, 4 días después de la tragedia fueron entregadas por los terroristas a los técnicos malasios bajo la condición de que las mismas sean analizadas por expertos de la OACI (Organización de la Aviación Civil Internacional) todavía quedan muchas sospechas de que podrían haber modificado los datos algunos expertos “bien calificados” mientras los aparatos estaban en poder de los rebeldes y probablemente sus “tutores” de Moscú. El Vicejefe de la Administración del Presidente de Ucrania Gennadiy Zubkov declaró que las autoridades ucranianas tienen la confirmación que durante los cuatro días cuando especialistas internacionales no tenían acceso al lugar de la catástrofe allí trabajaban expertos militares rusos vestidos de civil que analizaban la situación y pensaban cómo ocultar las pruebas.

***

El Consejo de Seguridad de la ONU el 21 de julio aprobó por unanimidad una resolución, presentada por Australia, que demanda que todas las partes cooperen para asegurar la investigación completa, minuciosa y transparente de las causas del desastre aéreo, en colaboración con la OACI y otras organizaciones internacionales. Al comentar la aprobación del documento, la Ministra de Relaciones Exteriores de Australia Julie Bishop hizo hincapié que Rusia debería usar su influencia sobre los separatistas para que no obstaculicen la investigación, cuyo objetivo principal debe ser el establecimiento de todas las causas de la tragedia, así como de los culpados que deben ser llevados a la justicia internacional.

Al mismo tiempo, la representante de los EEUU en el Consejo de Seguridad Samantha Power declaró que el Presidente Putin durante los cuatro días después de la tragedia no hizo ningún llamamiento a los separatistas que son directamente controlados por el Kremlin para que dejen el acceso libre a los expertos internacionales, “dándoles así a los terroristas una señal clara: nosotros los apoyamos”.

***

Mientras tanto, pese a la presión internacional y sus propias aseveraciones, Rusia continúa desplegando nuevos destacamentos de sus Fuerzas Armadas en las inmediaciones de la frontera estatal con Ucrania. Los grupos subversivos rusos siguen desestabilizando la situación en el Este ucraniano. Se considera bien probable que el objetivo de tales acciones consiste en realizar actos de sabotaje de gran envergadura, así como actos terroristas con el fin de crear premisas para provocar la inestabilidad social en otras regiones de nuestro país.

Las Fuerzas Armadas de Rusia realizan reconocimiento y exploración en los intereses de los terroristas con el fin de precisar la información sobre las áreas de despliegue, reagrupación, posiciones de combate y las actividades de la aviación ucraniana que participa en la operación antiterrorista.

Los terroristas utilizan los equipos pesados y el material bélico suministrado por Rusia a través de la parte de la frontera que está temporalmente controlada por los separatistas, con el apoyo directo de las tropas rusas estacionadas junto a la frontera. La cantidad de esas tropas sigue aumentándose en el este y ya constituye más de 41 mil efectivos. En las regiones de Transnistria (Moldavia) y en Bielorrusia las tropas rusas tienen 18,5 mil efectivos y en el territorio de Crimea que es temporalmente ocupado por Rusia son 22 mil. Esto significa que alrededor de Ucrania están concentradas las tropas rusas con un total de más de 80 mil efectivos que están en plena disponibilidad combativa y listos para avanzar al territorio ucraniano. El pretexto para una invasión directa puede ser cualquiera – desde la “protección del hermano pueblo de Donbás de los fascistas ucranianos” hasta la necesidad de defender a los habitantes de las localidades rusas próximas a la frontera del “fuego de artillería del lado ucraniano” (está comprobado que los insurgentes en el este de Ucrania a veces disparan con baterías de misiles “Grad” contra aldeas rusas cercanas para acusar al ejército ucraniano de esas provocaciones).

Ucrania está presentando una solicitud ante las organizaciones internacionales para que las llamadas “Repúblicas Populares” de Donetsk y Lugansk sean reconocidas como organizaciones terroristas. El Presidente de Ucrania Petro Poroshenko ya habló sobre el tema con muchos líderes europeos y de los EEUU que apoyaron la idea, al igual que el Consejo de Helsinki. Si esto sucede, automáticamente todos los gobiernos o entidades que suministran armas, equipos militares o municiones para dichas organizaciones serán considerados patrocinadores o “sponsors” del terrorismo, lo que afectaría en primer lugar el Gobierno de Moscú.